miércoles, agosto 05, 2015

Los Dominicanos ante la fábula del "escándalo internacional"

Medios de prensa se turnan para crear una crisis que no existe

En el día de ayer le tocó el turno a El Nuevo Herald de la ciudad de Miami de escribir en sus páginas un nuevo capítulo de la fábula que promueven ciertos sectores de la prensa internacional titulada "crisis de inmigración en la Isla Española".  Con el título "República Dominicana tiene la solución al drama haitiano", los editores del Herald no escatiman palabras en pintar un drama humano de dimensiones casi apocalípticas.

El editorial comienza como sigue (énfasis añadido):

"Enfrentados a un escándalo internacional, la República Dominicana no ha llevado a cabo sus amenazas de expulsar a varios cientos de miles de trabajadores haitianos del país, pero la amenaza aún no cesa y la crisis está lejos de acabarse.
La semana pasada la Organización de Estados Americanos publicó un reporte elaborado con un lenguaje conciliatorio donde se refiere al caos que se vive a lo largo de las 230 millas de frontera que comparten los dos países en la isla de La Española como “las presentes dificultades” – el clásico lingo diplomático para la catástrofe que ha caído sobre cientos de miles de nacionales haitianos que viven en suelo dominicano.
Sus problemas comenzaron en el 2013 cuando una corte dominicana sumariamente retiró la ciudadanía a los haitianos nacidos en la República Dominicana; haciendo la acción retroactiva hasta 1929. Esto convirtió a unos 450,000 haitianos – nadie sabe exactamente cuantos son – en desterrados y ha comenzado una estampida hacia la frontera por parte de muchos que temen ser deportados por la fuerza."

Los que hemos seguida de cerca y con asombro este tema ya estamos acostumbramos al drama exagerado, que es digno de la más barata telenovela y que todos sabemos que tiene mucho en común con el cuento del niño que gritaba lobo.  La única "innovación" es que ahora el número de afectados por la sentencia de la corte dominicana (que seguramente se trata de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional Dominicano) subió ahora a 450,000.

¿Y por qué no?  Si vamos a inventar números, ¿por qué vamos a usar el mismo embuste que usan otros (200,000)?  ¡Hay que pensar en grande! ¡450,000!  De hecho, me sorprendió que no hubieran escrito que son un millón.  Pero bueno, no voy a perder el tiempo repasando este burdo intento por presionar la opinión publica a asumir una actitud negativa contra nuestro país y contra nuestra gente.

Por que debe quedar claro que esta lluvia de "reportajes" y editoriales que acusan a nuestro país de pisotear los derechos humanos de inmigrantes Haitianos, Dominicanos de ascendencia Haitiana o "Haitianos étnicos" no reflejan en ninguna forma la opinión mayoritaria del público, sino los prejuicios y tendencias de los que controlan los grupos mediáticos internacionales.

No existe tal "escándalo internacional" y por eso es que el Nuevo Herald no ofrece evidencia alguna del mismo.  La única presión internacional viene del gobierno de Haiti y sus aliados en la Comunidad del Caribe (CARICOM).    La Organización de Estados Americanos visito nuestra isla y rindió su informe.  La palabra "crisis" no se menciona en el mismo.

No existe miedo en nuestro país a un boicot a nuestra industria turística, como afirmara otro reportaje publicado en el periódico estadounidense USA Today.  El gobierno Dominicano no ha suspendido las deportaciones en respuesta a una "reacción internacional" como publicara el pasado 10 de Julio la revista estadounidense US News & World Reports y repitiera el Washington Post el viernes pasado en su página editorial.

Y por último, los intentos de un grupito de promover un boicot al turismo del país a traves de las redes sociales han fracasado estrepitosamente.  Por ejemplo, un análisis del uso de la etiqueta de Twitter 'BoycottDR' muestra que desde la tarde del pasado Jueves 30 de Julio  hasta las 11:45pm del día de ayer la misma ha sido usada solo 75 veces por 29 usuarios (ver documento en forma de hoja de cálculo de Google Office aquí).  29 usuarios dista mucho de ser una multitud y no creo que nuestra industria turística este en peligro de colapsar si no nos visitan.

Anteriormente había exhortado a los Dominicanos a ignorar la reacción internacional, ya que la misma estaba fundamentada en un intento de ocultar la verdad.  Hoy reitero lo mismo ya que como vemos no se trata simplemente de ocultar la realidad, sino inventar una nueva que solo existe en la imaginación de un grupo de fabulistas. 

No hay comentarios.: