domingo, abril 12, 2009

Clave Digital: Justicia "débil" ante explotación de menores

En su edición de hoy Clave Digital informa sobre como los "esfuerzos" del gobierno ante los depredadores que se aprovechan de la precaria situación económica de una gran parte de nuestra población para promover la explotación de menores en el negocio de la prostitución.

Me llama la atención en este reportaje la inhabilidad de la fiscalía de Santiago de dar con el paradero y someter a una de las principales promotoras de la prostitución infantil en esta ciudad, una mujer conocida con el nombre de Amalfi.


Esa incapacidad para capturar a los explotadores es una de las quejas de Sarah Cepín, del Núcleo de Apoyo a la Mujer en Santiago. Un año después de que la Fiscalía de esta provincia iniciara las investigaciones sobre el tráfico de niñas y adolescentes desde Cienfuegos, en Santiago, hasta prostíbulos de San Cristóbal, las autoridades aún no atrapan a Amalfi, sindicada como la principal proxeneta.

Recientemente, la Fiscalía de aquí realizó dos operativos en Bávaro y Puerto Plata para atrapar a la mujer. No ha tenido éxito, a pesar de que Amalfi visita con frecuencia el barrio Cienfuegos, según testimonios de personas de la comunidad. Tampoco mucha suerte han tenido las autoridades de Santiago para ubicar y sancionar a proxenetas, dueños de bares e intermediarios que operan en la propia provincia.


Es muy fácil llegar a conclusiones de lo que puede estar pasando que impide a las autoridades capturar a alguien en abierta violación a la ley, identificada por la población que la ven ir y venir y más cuando se conoce con precisión la localización de los "negocios" donde las jovencitas son prostituidas.

Pero lo que queda claramente evidenciado es lo que ocurre en un país donde la clase gobernante abandona a su suerte a todo un sector de su población. Las jovencitas antes de ser víctimas de los proxenetas fueron víctimas de un estado que no se ocupa de proveerles un sistema de educación decente que les permita romper el ciclo de pobreza en las que se encuentran.

Esto se discute en un aparte del reportaje de Clave Digital:


La mayoría de los menores explotados sexualmente son niñas o adolescentes de familias pobres, residentes en sectores marginales de ciudades o comunidades rurales.

Repiten el patrón familiar de sus madres o abuelas que se iniciaron en la actividad sexual a edad temprana. Madres y abuelas que se casaron o convivieron en unión libre desde los 12 ó 13 años con hombres adultos. Al menos en Santiago se ha determinado que muchas de las chicas provienen de familias mono-parentales, encabezadas por las madres, que con frecuencia son trabajadoras domésticas u obreras poco calificadas.


Esta situación ocurre por que los gobiernos de esta "Era del Estado Fallido" así lo desean. Tomemos el ejemplo del gobierno actual, que decidió que construir un metro en Santo Domingo era su prioridad más importante vs. atacar la raíz del problema de pobreza de un sector importante de nuestra población. El dinero invertido en la construcción de este mega proyecto (US$700 Millones) no estuvo disponible para gastar en educación y salud pública.

Ya el presente gobierno tomo la decisión de construir una segunda línea del metro, por lo que al menos US$700 millones más (sumados al subsidio necesario para mantener los precios bajos en la primera linea) tampoco estarán disponibles en el futuro para comenzar a pagar la enorme deuda social que este país fallido sigue acumulando con sus pobres.

No hay comentarios.: