domingo, enero 25, 2009

Sector electrico Dominicano a merced de Rhadamés Segura

Clave Digital publica hoy sobre el enfrentamiento entre los empresarios y la CDEEE por el mercado de la energía eléctrica en nuestro país. Pero no hay siquiera que leer entre líneas porque el artículo señala no muy disimuladamente que los problemas de el sector eléctrico tienen un nombre y apellido: Rhadamés Segura:

Vía Clave Digital:


“Dígale a Radhamés Segura que el sector privado no se suicida”, declara a CLAVE el empresario Celso Marranzini, integrante del recién creado Comité Presidencial para el Fortalecimiento del Sector Eléctrico.

Responde de este modo a las acusaciones del vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), reiteradas en varias ocasiones, de que las plantas de carbón no son una realidad “porque el sector privado no ha cumplido con lo pactado” de instalarlas y operarlas a su propio costo y riesgo.

El empresario afirma que el sector privado tiene “esa diferencia con el Gobierno”, porque el Estado puede botar 4 mil millones de dólares en subsidios, y ellos no, “porque quebramos”.

“Con la indefinición e incertidumbre que hay en el sector eléctrico, nadie se atreve a invertir”, agrega el ex presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

Segura respondió este martes que “la CDEEE reconoce que el tema eléctrico puede despertar pasiones, y hasta conflictos de intereses, pero ello no debe asombrar a nadie, dada la realidad del sector, así como el ambiente de apertura democrática que propicia el gobierno del presidente Leonel Fernández Reyna”.


Hasta ahí no hay nada que no sepamos. El gobierno acusa a los empresarios de no invertir en generación y estos se defienden a su vez alegando que no van a invertir cuando no hay garantías. Es de esperarse y muy razonable esta actitud. Todo el que invierte en un negocio lo hace para hacer dinero, no importa que sea un carrito de chimichurris o una planta de generación eléctrica.

Segura responde sin responder, señalando lo que es obvio y limpiandole el saco a su jefe, el presidente Fernández, al cual le debe su puesto a pesar de su demostrada incompetencia, evidenciada por la decisión de crear el "Comité Presidencial para el Fortalecimiento del Sector Eléctrico", que al fin de cuentas y siguiendo la tradición de el presente gobierno no sirve para más que ganar tiempo.

El reportaje de Clave Digital continúa ofreciendo más detalles de sobre los integrantes del comité, donde no podría faltar el Monseñor Agripino Núñez Collado, mediador por excelencia y concertador de acuerdos que nadie cumple y respeta.


Aunque sus miembros fueron juramentados el 14 de enero, el organismo, cuyo propósito es “brindar asesoría” al Poder Ejecutivo, fue creado por decreto el 5 de diciembre de 2008.

Llama la atención que la lista de sus integrantes está encabezada por Monseñor Agripino Núñez Collado, que es la figura protagónica y mediadora en todos los procesos de diálogo y concertación del país.

En la lista le sigue Lisandro Macarrulla, presidente del CONEP. El 4 de noviembre, este gremio empresarial presentó su “Propuesta del sector privado de un plan integral de soluciones para el sector eléctrico de la República Dominicana” en donde planteó que la “severa crisis financiera” del sector eléctrico tiene su principal origen en que las pérdidas rondan el cincuenta por ciento. El 10 de noviembre, al referirse a ese informe, Segura acusó a los empresarios de “exagerar las cifras” con el objetivo de presionar al Gobierno para que se privaticen todas las distribuidoras de electricidad.


Esta última aseveración de Rhadamés Segura nos aclara un poquito mejor el panorama, por que ya se vé que el interes principal de Segura es mantener el control de su reino en la CDEEE. Las empresas distribuidoras de apagones de electricidad son ideales para alimentar el monstruo del clientelismo político en nuestro país. Celso Marranzini no vacila en señalar a segura como el mayor proponente de la estatización del sistema eléctrico:


Marranzini recuerda el proceso de capitalización del sector eléctrico, iniciado en 1998, “que todo el mundo apoyó”, y que consistió en que el Estado buscó socios privados para que las nuevas empresas de generación y de distribución fueran de propiedad mixta.

Sin embargo, dentro del propio Gobierno surgieron dos tendencias, la estatizadora y la que promovía la capitalización, explica. “El ingeniero Segura era la cabeza de la tendencia de la estatización y desgraciadamente ganó”, observa.


Y finalmente llegamos al párrafo clave donde el mismo Rhadamés Segura nos dice en palabras finas que el famoso Comité Presidencial para el Fortalecimiento del Sector Eléctrico es una perdida de tiempo y que en lo que al sector eléctrico en nuestro país se va a hacer lo que a él le venga en gana:


Después de creado el comité, el vicepresidente de la CDEEE se adelantó a aclarar que ese mecanismo “ no será un suprapoder”, pero que con él se abrirá aun más la discusión para la búsqueda de alternativas consensuadas al problema del sector eléctrico.


No es necesario añadir más, no es necesario darle deatalles del viaje de una delegación a los Emiratos Árabes Unidos para buscar más soluciones. Eso es casi seguro que no va a quedar en nada, pues los inversionistas extranjeros tampoco van a soltar un chele por la misma razón que da Celso Marranzini al principio del reportaje de Clave Digital. Por si no la leyó, se la voy a repetir:

"..el sector privado no se suicida”

No hay comentarios.: