martes, enero 06, 2009

Guillermo Moreno: Preguntas

En su columna de hoy en la edición de Internet de Clave Digital El ex candidato presidencial del MIUCA, Guillermo Moreno se hace una serie de preguntas sobre las acciones de un presidente como...como Leonel Fernández, para poner un ejemplo:


"Si un presidente no puede controlar que muchos de sus funcionarios se enriquezcan asignándose sueldos de lujo o haciendo negocios con los recursos y las prerrogativas del Estado o traficando con influencias.

Si un presidente a pesar de comprometerse no puede impulsar la austeridad y el ahorro y continúa creciendo el dispendio de los recursos del patrimonio público.

Si un presidente hace todas estas cosas, no es ocioso pensar que ha perdido condiciones para gobernar y constituye un verdadero peligro para la institucionalidad democrática y no es el llamado para guiar a la nación por un rumbo nuevo.

Si un presidente, como es el caso del Dr. Fernández, se encuentra en estas condiciones lo ideal es que con toda humildad rectifique y se reencuentre con las aspiraciones de su pueblo y gobierne bien.

Pero si un presidente, aún queriendo, los compromisos contraídos le impiden cambiar y gobernar bien, uno se pregunta, y esto es una simple pregunta ¿No debería contemplar su retiro a tiempo del poder antes de que el pedido de que renuncie se convierta en un reclamo de toda la nación?"


Yo por mi parte me pregunto: ¿Llegará algún día el momento en que los dominicanos como pueblo levanten su voz para pedirle a un presidente que renuncie? ¿Existe algún precedente en nuestra vida democrática de tal acción? Los dominicanos somos muy dóciles con nuestros políticos, siendo la única acción de protesta masiva los disturbios del 1984 durante el gobierno de Salvador Jorge Blanco.

Ni siquiera en la tristemente recordada administración de Hipólito Mejía, con el desastre económico causado por el desfalco de BANINTER, devaluación, inflación, apagones interminables y cambios en la constitución para forzar la reelección... ni siquiera entonces la gente se tiró a la calle a protestar. ¿Son válidas esas preguntas de Guillermo Moreno al presidente? ¿No es a nosotros como ciudadanos a los que deben ir dirigidas esas preguntas? Al menos uno de los lectores de Clave Digital piensa de esta manera:

De Alfonso Vidal, comentario #31:


"Sr. Moreno, lamentable y tristemente, sabemos que es asi como usted lo dice en su articulo, pero la pregunta no debe estar enfocada al presidente sino a nosotros que somos quienes se lo permitimos. La pregunta debe ser ¿por que lo permitimos? ¿Hasta cuando se va a extender nuestra capacidad de aguante? A quien debemos cuestionar es a la población por el adormecimiento social en que se encuentra. ¿Que esta pasando a nivel social en nuestro pais?, es la pregunta."


El presidente Leonel Fernández y los demás políticos del patio van a hacer lo que nosotros le permitamos hacer. Las elecciones importan y todo pueblo tiene el gobierno que se merece. Nuestra democracia es imperfecta. Los políticos siempre prometen una campaña de altura y dialogo con el pueblo. Terminan intercambiando insultos y el pueblo participa como si se tratara de una fiesta patronal, ondeando banderas, participando en caravanas y dando bocinazos.

La gran mayoría de la población compromete su voto por un partido sin importarle quien sea el candidato, siendo una minoría de votantes independientes los que terminan decidiendo el ganador. Otro grupo importante escoge no votar, ya que en las pasadas elecciones votaron un poco más de 4 millones de más de 5,700,000 que estaban convocados a las urnas.

Las preguntas de Guillermo Moreno son importantes. Las cosas hay que decirlas como son, sin andarnos con pañitos tibios. Pero si él todavía aspira a ser un factor importante en nuestro proceso político, debe ir más alla y comenzar desde ahora a hacer lo que en Venezuela suelen llamar el "Trabajo de Hormiga". Ir por cada pueblo, por cada barrio, por cada calle, por cada casa y hablar con la gente.

No nos dejemos engañar pensando que los medios de difusión masivos, la Internet, los blogs puede salvar la distancia entre las masas y los que aspiran a dirigirlas. Pero una conversación cara a cara tiene mayor efecto que una aparición en televisión, en la radio o una columna en un periódico de circulación masiva.

No hay comentarios.: