viernes, enero 23, 2009

Gobierno adopta las soluciones más complicadas

Parecería increíble, pero el gobierno dominicano no deja de sorprenderme por su capacidad de adoptar las soluciones más complicadas, más caras y menos prácticas a los problemas de nuestro país. Esto es así incluso cuando existen medios que el gobierno puede usar para solucionar los mismos.

Tomen por ejemplo el problema del desempleo. Ayer el secretario de Trabajo, doctor Max Puig ofreció unos datos desalentadores sobre el desempleo entre los jóvenes en nuestro país, pero también una posible "solución" al mismo:

Vía Perspectiva Ciudadana:


El desempleo en el país es considerado alto, entre 16 y 18%, pero en el sector juvenil de 15 a 24 años es el más alto en el conjunto de países que integran la República Dominicana y Centroamérica. La dramática información la ofreció ayer el secretario de Trabajo, doctor Max Puig, quien dijo que alcanza el 30.9%. Pero el promedio del desempleo entre los jóvenes centroamericanos comprendidos en esta franja de edades es, promedio, de 7%. El sociólogo observó que la crisis mundial agravará esta situación.

El secretario Trabajo, doctor Max Puig, informó ayer que esa cartera propondrá en la cumbre del próximo día 28 un programa tendente a crear cien mil empleos transitorios para gente pobre.

Estos puestos de trabajo estarían dirigidos principalmente a la realización de obras de carácter comunitario, como saneamiento y reforestación, por ejemplo, dijo Max Puig.

Otro programa. Igualmente, tiene en carpeta para proponerlo en la Cumbre, la creación de un programa de subsidios de empleos, basado en una experiencia argentina que, dijo, ha dado buenos resultados.

Sería un programa, según explicó, en el que a determinada cantidad de trabajadores se le reducirían las horas de trabajo.

Los trabajadores tendrían cubiertas económicamente, o sea pagadas, las horas que dejen de trabajar, pero deben dedicarlas a capacitación. El pago saldría, dijo, de un fondo, que en otras experiencias de este tipo, se ha nutrido por organismos internacionales, explicó Max Puig.

La disminución del número de horas de trabajo sería como forma de evitar que las empresas hagan despidos masivos de empleados, dijo.


Es alentador que el gobierno reconozca que hay un problema, y también que vengan con soluciones. Pero ¿Por qué un programa nuevo para crear 100,000 "empleos transitorios" para gente pobre, cuando existen puestos de trabajo en nuestro país ocupados por inmigrantes ilegales? Recientemente escribí sobre el particular, luego de que el presidente del CODIA, Ing. Arturo Pichardo revelara que el 85% de los puestos de trabajo en el sector de la construcción son ocupados por inmigrantes haitianos.

Por si no me están entendiendo, déjenme simplificar la situación: Existen puestos de trabajo en la industria de la construcción y por otro lado el nivel de desempleo entre los jóvenes en nuestro país es alto. ¿No es más fácil facilitarle a los desempleados Dominicanos ocupar esos puestos de trabajo que sabemos que ya existen? ¿No sería esto más eficiente que crear un programa nuevo?

Me atrevo apostar a que la respuesta a ambas preguntas es un rotundo "si". Pero el gobierno prefiere la solución más complicada y más cara. Pudiera ser para justificar darle un puesto a alguien bien conectado o para no afectar los intereses de aquellos que explotan la desesperación de los inmigrantes haitianos.

No hay comentarios.: