lunes, enero 26, 2009

Federación de Trabajadores de la Construcción: Gobierno "facilita ingreso" de trabajadores ilegales

Vía Hoy Digital:


La Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Madera atribuyó a una complicidad entre las autoridades y sectores empresariales la penetración masiva de mano de obra haitiana en el país, lo que representa una fuerte competencia con la fuerza laboral de los dominicanos.

Pedro Julio Alcántara y César Antonio Soto, secretario general y de actas, denunciaron que muchos trabajadores dominicanos que provienen de las zonas rurales también son explotados en la industria de la construcción, sobre todo en la parte Este del país, donde se levantan grandes complejos hoteleros.

Los constructores señalaron que los empresarios no pagan ni a haitianos ni a dominicanos las tarifas establecidas por el Comité Nacional de Salarios y que oscilan entre 321 a 800 pesos por día.


El dato importante en este señalamiento de Julio Alcántara es que tampoco a los dominicanos se les paga lo que manda la ley (y nada de hablar de seguro social y otras prestaciones). En los últimos días he escrito extensamente sobre este tema, sin mencionar el impacto que esta práctica tiene en los trabajadores dominicanos más allá de su reemplazo por mano de obra más barata.

Este artículo resalta el hecho de que los trabajadores dominicanos que viajan del campo a la ciudad son también vulnerables a la explotación como los que vienen ilegalmente de Haití. Es muy posible que no tengan quien les apoye en la ciudad y su salario, por poco que sea le sirva para comer y mandarle algo a sus familiares en el interior.

Por lo tanto, ante la amenaza de perder su única fuente de ingreso y a sabiendas que puede ser reemplazado fácilmente no reclame sus derechos y se convierte en una víctima más de un estado donde las leyes se aplican caprichosamente y a conveniencia del que los que tienen el poder y las conexiones.

No hay comentarios.: