viernes, enero 02, 2009

Cuba Comunista: 50 años de fracasos


Imágenes cortesía de plasticstalker, Álvaro Herrai y hoyasmeg.

Via IBD, crédito a Fausta :


'Comunismo: El día de año nuevo se cumplen 50 años de gobierno comunista en Cuba. La oligarquía de Castro proclamará su supervivencia y celebraran. Pero en realidad, mirando las cosas más de cerca, el el fracaso de más larga duración del nuevo mundo.

Olvidemos por un momento los fuegos artificiales y las aseveraciones de la dictadura de Fidel Castro de que trajo salud pública y educación universal a Cuba. La verdadera historia es que una Cuba prospera fue convertida en ruinas en solo cinco décadas.

En términos ajustados según la inflación el producto doméstico bruto es apenas un 5% de lo que era en 1958, un año antes de que Castro tomara el poder, de acuerdo a la información provista por Jorge Salazar-Carillo de la Universidad Florida International.

"En un gran fracaso," según afirmo a IDB Carmelo Mesa-Lago, economista de la Universidad de Pittsburgh. "Cuba es incapaz de aumentar la producción de alimentos para cubrir sus necesidades y hoy importa el 84% de sus alimentos. Cuba producía 7 millones de toneladas de azúcar en 1952. Este año produjo 1.5 millones de toneladas. Este es el resultado de una economía de colectivización, de matar la iniciativa individual, la ineficiencia y los cambios constantes de las políticas.'


El artículo de opinión de IDB continúa con una secuencia cronológica de la economía cubana desde 1957 hasta el 2008. Esta en ingles. La revista inglesa "The Economist" también publicó un artículo el pasado 30 de diciembre, del cual extraje este dato importante:


"Sin embargo, en 1958 Cuba estaba entre los cinco países más desarrollados de América Latina: la esperanza de vida era similar a la de los Estados Unidos, y había más médicos por habitante que en Gran Bretaña o Francia. Aunque La Habana tuvo su lado oscuro como patio de recreo de la mafia, también era un brillante centro cultural y comercial.

Es la música de esa época-el son, que adquirió nueva vida bajo el sello de Buena Vista Social Club-que de nuevo en los últimos años puesto al mundo a cantar y bailar, en lugar de la Nueva Trova de la revolución . Como Bertrand de la Grange y Maite Rico nota en el último número de Letras Libres, una revista mexicana, La Habana se jactaba de tener 135 salas de cine en 1958-más que en la ciudad de Nueva York. Hoy sólo una veintena permanecen abiertas, aunque la población de la ciudad se ha duplicado."


Quiero aclarar algo antes de terminar. Mi especialidad son las computadoras y no la traducción, así que me excusan cualquier error en las mismas. Otra cosa, si no considera que IBD (Investor Business Daily) y The Economist tienen autoridad para hablar de Cuba y lo que ha significado su revolución, Yoani Sánchez bloguea desde Cuba y puede darles una mejor perspectiva de como se vive allá. O en todo caso, pueden también preguntarle a Pablo Milanés....

2 comentarios:

mancorp dijo...

Ulises,
Creo que analizando objetivamente el fracaso comunista de nuestros vecinos cubanos, podemos aprender realmente como relanzar lo que muchos llamamos la utopía de un gobierno que sea para todos. Así como los "barbudos" fracasaron en su intento por establecer una tierra donde todos tuvieran lo esencial para vivir, también el modelo neo-liberal fracasó en ofrecernos la tan anhelada tranquilidad económica. Entonces surge la pregunta: Debemos gloriarnos de que el sistema haya fracasado ? pues ambos que se contraponen en la manera en que fijan la solución de los problemas de la humanidad, fallaron en conseguir el objetivo.

Del lado del Neoliberalismo, la crisis económica-financiera, fruto de avidez y de mentiras, esconde un vía crucis de sufrimiento para millones de personas que perdieron sus economías, sus casas y sus puestos de trabajo. ¿Quién habla de ellos? Los verdaderos culpables se reúnen más para salvaguardar o corregir el sistema que les garantiza hegemonía sobre los demás actores del juego que para encontrar caminos con características de racionalidad, cooperación y compasión hacia las víctimas y con toda la humanidad.

Del lado comunista, no se logró construir una estructura que produzca, por efecto mecánico, personas de índole generosa, abiertas al compartir, pues no se adoptó una pedagogía capaz de promover permanentemente emulación moral, capaz de hacer del socialismo el nombre político del amor.

La cuestión aquí es: No podemos seguir pensando en la Utopía ? me niego a pensar que el único modo de generar riquezas sea ese, de un lado mucho para pocos, y del otro poco para muchos. Debe existir una manera de gobernar la tierra que garantize que TODOS tengamos lo que necesitemos para vivir. En esto estoy claro, y entiendo que el socialismo, no el que nos muestra Cuba, ni el Soviético, ni el de China, ni el de Vietnam, es la solución a nuestros problemas financieros, con el medio ambiente y entre nosotros como seres humanos.

Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social. Entiendo que una vez el Ser humano descubra el amor que debe reinar entre todos, pondremos a prueba una vez más la Utopía, y ese día amigo mío, está llegando.
Un abrazo..

Ulises Jorge Bidó dijo...

Manuel,

Gracias por tu comentario, el cual le añade una nueva dimensión a lo que escribí originalmente. Estoy de acuerdo contigo que si se analiza objetivamente la experiencia cubana, hay muchas lecciones para nosotros como país. Lo mismo si hacemos el mismo análisis de los problemas que vemos en estos momentos con el modelo que llamas neo-liberal.

Sinceramente que para mí el debate no debe ser sobre comunismo, socialismo o capitalismo. En un sistema verdaderamente democrático en pueblo debe ser capaz de escoger lo que más le convenga, al menos en teoría. Tomando nuestro país como ejemplo, el Partido Revolucionario Dominicano en teoría son de ideología socialista. El PLD, según sus estatutos tiene como inspiración la vida y obra de Juan Bosch. La realidad es que ambos partidos una vez en el gobierno han gobernado pensando más en repartirse con la cuchara grande el patrimonio de todos nosotros, siendo la única diferencia que el PLD lo hace de una forma más sutil y menos descarada.

¿Es eso prueba entonces de que los modelos socialista o neo-liberal han fracasado en nuestro país? Entiendo que no, por que en nuestro país los partidos tienden a adoptar esas etiquetas de “socialista”, “reformista” y “liberales” solo para decir que creen en algo (mira por ejemplo la página de estatutos del PRD para que te rías un poco.) Ellos nunca se esmeran en poner en practica los principios en los que supuestamente creen una vez llegan al poder.

Te confieso que no soy socialista ni creo en un sistema que pretenda tener la solución para todo lo que pueda necesitar un sistema tan complejo como el ser humano. Pero estoy dispuesto a dejar mis dudas a un lado a cambio de un sistema verdaderamente democrático donde el gobierno garantice que las leyes aplicaran a todos por igual y que se van a respetar las instituciones.