martes, diciembre 30, 2008

Guillermo Moreno: País en mano de "Negociantes de la política"

Publicado en Clave Digital:


"En estos momentos, la mayoría de las funciones públicas está bajo el control de negociantes de la política siendo el principal obstáculo que tiene la nación dominicana para darse un gobierno decente, con instituciones creíbles y confiables, donde predomine el respeto a la ley y se garantice a todos y todas la oportunidad de una vida en dignidad.

El pueblo dominicano, en los últimos 42 años, una y otra vez ha sido burlado, embaucado, timado y saqueado por los sucesivos gobiernos de los negociantes de la política."


Recomiendo esta columna del Sr. Moreno, que como siempre esta bien acertada. De paso les recomiendo leerse sus columnas anteriores, que también están disponibles antes de que Clave Digital las archive.

Ahora sí, aunque comparto el sentimiento del Sr. Moreno, me parece que es muy decente al referirse a nuestra clase política como "negociantes de la política". Si de verdad fueran negociantes hace tiempo que se hubieran dado cuenta que no hay nada mejor para un buen negocio que un gobierno que funcione bien y respete las leyes. Un gobierno así, que trabaje para todos, para ayudar a los pobres y dar incentivos a los que producen es la clave para una sociedad prospera, en los que los negociantes decentes tienen más oportunidades para desarrollarse.

En una sociedad más prospera, los pobres mejoran sus condiciones de vida. Dejan de trabajar solo para comer y piensan en enviar a sus hijos a las escuelas, con la esperanza de un mejor futuro. Es claro que si hay más prosperidad, los verdaderos negociantes tienen aún más oportunidades de hacer negocio y vender más. Por lo tanto, a los políticos de nuestro país el calificativo de "negociantes" no le va. El que mejor le queda es el de Mafiosos.

Nuestra clase política tiene más en común con la mafia que con un negocio. Claro, que uno se confunde por que los métodos de esta mafia son muy diferentes a los de Al Capone y John Gotti. No andan rompiendo cabezas (que sepa yo) y amenazando a la gente para pedirle dinero a cambio de "protección". Nuestros mafiosos descubrieron hace tiempo que con estabilidad macroeconómica pueden comprar a la clase media y alta, y que a los pobres es cuestión de darle dos o tres pesos en época de elecciones para que voten por ellos (o mejor aún, que no voten).

Alcanzado sus objetivos es cuestión de buscar una forma creativa de robarse todo lo que puedan (hasta la estatua de "bronce" de Bartolomé Colón). Nadie va a investigar, y si investigan van a cometer errores a propósito para que el caso se caiga en la corte por un tecnicismo, si es que el caso llega a corte.

Y como vimos con el caso de Vivian Lubrano, si ocurriera un milagro y se logra una condena, siempre esta el insulto indulto presidencial (aunque "Ramoncito" esta preso todavía, por lo cual todavía hay una oportunidad para nuestra mafia de sorprendernos aún más).

No hay comentarios.: