martes, diciembre 23, 2008

En el momento que piensas que la situación no se puede poner peor, las cosas empeoran

Siempre es más oscuro antes de que se ponga totalmente negro. No estoy muy optimista hoy y la verdad es que ya he perdido totalmente la capacidad de sorprenderme. Analice lo siguiente:

El veredicto del caso de la Sun Land, donde la “Suprema Corte de Justicia” (JA!) de nuestro querido país nos acaba de decir que el poder ejecutivo puede violar la constitución cuantas veces le de la gana y un ciudadano común no puede hacer absolutamente nada. Nuestros eminentes jueces opinan que como nosotros no somos los afectados por la alegada falta constitucional de no presentar un préstamo a la legislatura para su aprobación, no nos toca a nosotros reclamar dicha falta, sino a la legislatura.

Es decir, el préstamo lo paga el gobierno con el dinero de los ciudadanos, lo que entiendo yo faculta a cualquier ciudadano a reclamarle al gobierno el estar tomando dinero prestado al margen de la constitución. A Balaguer se le atribuye una vez haber dicho que la constitución era solo un pedazo de papel, algo que en su momento habrá horrorizado a muchos. Pero resulta que el único pecado del viejo caudillo fue su falta de delicadeza en decirnos algo que a los presentes ocupantes de la “Suprema Corte de Justicia” les tomó 14 meses y 33 páginas.

Después de esta joya de nuestra larga historia jurídica no se nos puede culpar en pensar que hemos tocado fondo, que ya nada puede pasar que cause asombro a los habitantes de la República de Corruptolandia, ¿no?

Equivocados otra vez…

“22 de Diciembre del 2008, 7:41 PM
Indulta a Vivian Lubrano, Antonio Marte y Franco Badía

No hay comentarios.: