miércoles, diciembre 31, 2008

El Metro impacta ganancias de choferes de carros públicos

Cristian Cabrera en 7dias.com.do escribe sobre el impacto que la entrada en funcionamiento del metro en las ganancias de los choferes de carros y autobuses públicos:


'"Desde que inició la etapa precomercial del Metro de Santo Domingo, los chóferes de carros y guaguas de las rutas que operan en la avenida Máximo Gómez, han visto bajar el flujo de pasajeros en cerca de un 70 por ciento, de acuerdo a estimaciones de los propios conductores.

“Para nosotros poder montar un pasajero tenemos que hacer turno en las esquinas a esperar que llegue y con los agentes de la Autoridad Metropolitana del Trasporte (AMET) que no nos dejan esperar mucho tiempo, estamos que subimos y bajamos vacíos” declaró Danilo Ogando.

El Metro está operando de forma gratuita desde la pasada semana y hasta el 7 de enero.'


¿Qué pasará cuando se comience a cobrar por el viaje en el metro? Indudablemente que bajará un poco la cantidad de usuarios del metro (el precio de la tarifa se ha informado que estará entre RD$20.00 y RD$25.00). Ignoro cual sea el perfil económico del usuario promedio del metro, aquel que puede usarlo para ir a su trabajo o a estudiar, pero RD$25.00 suena razonable.

Si por ese precio puedo montarme en un medio de transporte que me lleva a tiempo y seguro a mi trabajo yo lo pago con gusto. Más aún si mi alternativa es montarme en un carro público o un microbús, con un maniático al volante para el cual las leyes de transito son meras sugerencias y no normas que se deben seguir.

Los que me conocen bien saben que no estuve de acuerdo con la construcción del metro, más por cuestión de forma que de fondo. Simplemente entiendo que en la sociedad democrática a la que aspiramos vivir no es saludable que el gobierno simplemente decida a billetaso limpios construir una obra de sea magnitud sin estudios y con tal falta de transparencia que fue necesario la sentencia de un tribunal para conocer los mismos.

Pero agua pasada no mueve molinos. El metro es ya una realidad y la meta debe ser ahora en como integrar los diversas alternativas de transporte en la capital para sacar la mayor ventaja al metro. Juan Hubieres, presidente de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano) entiende que su sindicato empresa de transporte debe tener algún tipo de participación sobre las rutas alimentadoras del metro. Pero las rutas alimentadoras (o cualquier otra ruta regulada por el gobierno) son un patrimonio de utilidad pública, y no un derecho de empresa privada alguna.

Solo queda esperar que el gobierno, a través de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) y su director Diandino Peña hagan lo correcto y las rutas alimentadoras sean creadas con un criterio de eficiencia y calidad en el servicio prestado al público, y no por la presión de grupos interesados que después de todo no representan a la mayoría.

No hay comentarios.: