jueves, agosto 21, 2008

¿Peligran los Fondos de Pensiones?




Uno de los mayores logros del país en los últimos años fue la creación, dentro del marco de la ley 87-01 que del Sistema Dominicano de Seguridad Social, del sistema de Fondo de Pensiones. La importancia de esta radica en que va más allá de promulgar una ley que como es costumbre en nuestro país sea ignorada (como aquella que dice que se debe dedicar un cuatro por ciento del PIB a la educación).

Desde su establecimiento en 2001, los fondos de pensiones han ido acumulando las contribuciones de los trabajadores Dominicanos que aportan al mismo. Según datos informados el pasado mes de julio por la Superintendencia de Pensiones, la población afiliada a los mismo es de 1,908,511 de trabajadores y los fondos ascienden a $58,419 millones. El propósito primario de acumular estos fondos es proveer a los trabajadores de una pensión adecuada cuando llegue el momento de su retiro.

Tomen en cuenta que aunque la cantidad acumulada al mes de julio ciertamente es cuantiosa, si se divide entre la población de trabajadores afiliada apenas sobrepasa los $30,000. Este simple calculo nos da una indicación de lo mucho que falta para que el sistema como esta ahora cumpla su cometido. Lamentablemente esto no ha evitado de que el gobierno ya comience a hacer planes con el dinero de los trabajadores que se apartan de su objetivo principal.

El pasado miércoles 20, la Asociación de Industriales de Herrera rechazo de plano el anuncio del presidente Fernández en el cual autoriza a la Secretaría de Hacienda a que “gestione ante los Fondos de Pensiones RD$7 mil millones para préstamos al sector agropecuario”. Aún en la edición de hoy de Clave Digital, Edwin Ruiz informa sobre el “coqueteo” del gobierno y el sector privado con los fondos de pensiones.

Eso es ahora, imagínense lo que pasará en unos años. Estos fondos seguirán creciendo, fruto del esfuerzo de nuestros trabajadores. La tentación estará siempre presente ante aquellos en el sector público y privado que solo piensan en enriquecerse y no tienen escrúpulos cuando se trata del dinero ajeno. Y tomando en cuenta la impunidad que reina en nuestro país, muchos están apostando a que puede hacer fiesta con esos fondos y no les pasará nada.

Esto es un asunto muy serio. Es hora de echar a un lado la apatía y dejadez que nos caracteriza cuando del manejo de nuestros recursos se trata. Tenemos que estar vigilantes y tomar acción para proteger nuestro patrimonio. Escuchemos a aquellos que como la Asociación de Industriales de Herrera levantan su voz de alerta y no los dejemos solos esta vez.

Si nos quedamos callados y no tomamos acción para defendernos, el día que no haya dinero para pagar nuestras pensiones, no tendremos a quien culpar… solo a nosotros mismos.

No hay comentarios.: