jueves, agosto 17, 2006

Laura Pausini en San Juan, PR

Las mejores cosas son aquellas que uno no se espera. Por lo regular no me gustan las sorpresas, a menos que sean agradables. El día de hoy se perfilaba como uno muy rutinario: miercoles 16 de agosto, mitad de semana, mucho trabajo y todavía muy lejos el fin de semana para una salidita.

Pero alguien se enfermó a última hora y no pudo asistir al concierto y las boletas fueron a parar a manos de una buena amiga, la cual me llamo cerca de las 6:00pm a preguntarme que si yo quería ir a un concierto de Laura Pausini.

Laura Pausini en San Juan, PR

"¿QUE SI YO QUIERO IR? ¿A QUIEN HAY QUE MATAR?" Bueno, no fue eso lo que dije, pero más o menos así debi haberle sonado a los compañeros de oficina que me escucharon. Si la llamada hubiera venido de otra persona no me lo creo, pero Flor no es de las que bromean con esas cosas, así que yo, como no y muy encantado acepte la invitación. O com dicen aquí en Puerto Rico, casí le arranco los brazos.

Llegamos a tiempo al concierto, pero no podíamos entrar ya que las boletas las tenía otra persona. Entramos y apenas nos dio tiempo de comernos algo, ya que el concierto comenzó enseguida. Eso si tienen los conciertos en el Coliseo de Puerto Rico, siempre comienzan a tiempo... con exepción del de los Rolling Stones.

Laura nos regalo con un concierto de primera, con interpretación tras interpretación de sus mejores exitos, acompañados por su agradable presencia y carisma. Se mantenía conversando con el público, contandonos las historias de sus canciones sin caer en una rutina aburrida, como pasa a vecess con otros artistas que suelen subestimar a la audiencia. No Laura, no señor.

Incluso en un momento ordenó una piña colada a un vendedor, al cual ofrecio pagarle. El no acepto dinero (naturalmente, eso no sería de caballeros) y ella lo recompenso con un beso. Un momento muy simpatico y emotivo, que demuestra la calidad humana de Laura. El concierto termino con la interpretación de la canción "Surrender", el primer sencillo en Ingles de Laura. Luego de retirarse vino el obligado encore a petición del público.

Como les decía, si lo hubiera planeado la noche no me hubiera sido más agradable. Y todo gracias a mi buena amiga Flor Morales, compañera de trabajo que es como dicen por ahi un amor. Simpatica, de muy buen corazón y pa' colmo muy buenamosa.

Gracias por tan bonita experiencia y por haber pensado en mi.

Ulises Jorge
San Juan, PR
Fotos del concierto aquí

No hay comentarios.: