lunes, julio 17, 2006

Horas de oscuridad


Horas de oscuridad
Originally uploaded by Ulises Jorge.


Que tiempos más deprimentes los que estamos viviendo ahora. De nuevo las noticias internacionales están dominadas por el conflicto entre Árabes e Israelíes. Otra vez guerra y otra vez estamos hablando de la causa del conflicto, de quien es el culpable, de que hacer para resolverlo. Es el famoso “tu me pegas y yo te pego” que jugábamos cuando niños.

Solo que esta vez no son juegos de niños y las consecuencias son mortales para los participantes. Y saliendo del medio oriente y mirando nuestro país, la situación no es nada alentadora. Por un lado el crimen sigue rampante. Una comerciante asesinada cuando llegaba as su casa para robarle las ganancias de su pequeño negocio, el sometimiento a la justicia de dos “policías” acusados de asaltar a un comerciante en Bonao y luego asesinarlo vilmente cuando este iba camino a denunciarles en la delegación.

¿Y el gobierno? Pues ocupado también robándose el dinero del pueblo. Si, hacen mucho show con los planes de “seguridad democrática”, que si tirar el ejercito a las calles y vainas así. Pero por otro lado se las arreglas para tomar un préstamo, supuestamente para equipar a la policía con nuevos equipos. Pero resulta que los servicios serían adquiridos a una corporación que nadie conoce y que aparentemente solo existe para darle prestamos al gobierno dominicano (prestamos a ser pagados por los contribuyentes).

Los equipos que se van a comprar aparentan estar sobrevaluados ($40,000.00 por una camioneta, computadoras portátiles de $9,000.00) y ni hablar del hecho de que no hay licitación. ¿Y es este el gobierno que va a combatir el crimen? ¿Cómo, si la misma policía esta llena de criminales por todas partes? El Cardenal López Rodríguez habla de la necesidad de depurar la policía, pero eso es algo de lo que se viene hablando hace mucho tiempo, y no pasa nada.

Creo firmemente que hay tanta gente que se beneficia de la situación, de que impere la ley del “tigueraje” en nuestro país que poco va a cambiar. Me pregunto si de verdad nuestros lideres, el presidente Fernández ¿están concientes de verdad de lo que hace falta para que nuestro país tenga un mejor futuro? A veces pienso que si, pero a veces pienso que no, principalmente cada vez que veo asuntos como el famoso préstamo (que fue su administración la que lo sometió al congreso) o el metro de $700 millones que se construye en la capital (otra vez, los trabajos del mismo asignados sin licitación).

Solo nos queda tener fe en que la sabiduría popular nos salvara de irnos por el risco. Después de todo, la situación pudo haber sido peor. Asusta pensar en eso, pero la realidad que con lo mal que están las cosas… pudieran estar peores.

domingo, julio 09, 2006

Practica de Baseball


Photo_070806_004
Originally uploaded by Ulises Jorge.
Hoy lleve a mi sobrino Reggie a sus practicas de baseball . Gracias a Dios, es una buena oportunidad de salir de la rutina. El entrenador enfatiza mucho en los niños una serie de pasos en los cuales los solo conocen el baseball casualmente no se fijan: “Dobla las rodillas”, “el guante en el piso”, “no le quites los ojos a la pelota”, “ das dos pasos antes de tirar a primera”, “tira la bola por encima del hombro” y “tira duro a primera, apuntando al pecho del primera base.”

Pasos fundamentales, que vemos a los grandes del baseball como José Reyes o Alex Rodríguez ejecutar con tanta facilidad, como por arte de magia y de forma espectacular. Parece tan fácil que muchas veces nos indignamos por las sumas millonarias que reciben por hacer eso. Pero es viendo a un grupo de niños de 9-10 años practicar es que uno cae en cuenta de todo lo que hay que hacer para alcanzar el éxito.

Y eso es verdad no solo en el baseball; la misma lección aplica para toda actividad para la cual una persona decide dedicar su tiempo, así sea para ganarse la vida, por diversión, por necesidad o por pasión. Una serie de pasos que al principio ejecutamos con torpeza, pero que con mucha practica podemos convertir en algo de rutina, como el caminar o escribir.

Todo lo que hace falta es practicar, practicar y practicar. Y llegaremos a la perfección. Ahora, hay algo curioso y es que así como podemos aprender cosas buenas y edificantes con la practica, también podemos adquirir malos hábitos, muchas veces sin que nos demos cuenta. El mal habito de decir “no puedo hacerlo”, sin siquiera hacer el intento es un buen ejemplo.

Lo decimos, lo repetimos una y otra vez hasta que lo llevamos a la perfección y cuando llega el momento de ejecutar, sencillamente no podemos. Por que ya hemos aprendido de tantas veces repetirlo y con mucha practica que no se puede, aunque no lo hayamos intentado.

Es simplemente asombroso lo que las personas podemos hacer y dejar de hacer, si simplemente nos empeñamos en practicar, como los niños en un campo de baseball.

Ulises Jorge
San Juan, PR

martes, julio 04, 2006

¿Quién lo diría?


World Trade Center 2
Originally uploaded by Ulises Jorge.
Casi cuatro años después de haberme tomado esa foto, las torres gemelas ya no existían, destruidas por el odio mal dirigido de unas mentes perdidas. No me atrevo a decir “mentes malvadas”, por que para hacer tal cosa se necesita algo más que maldad, algo que yo no me puedo explicar.

Es una pena tener que recordar momentos tan tristes, pero no puedo evitarlo viendo esa foto. En noviembre de 1997 me pasé dos semanas de visita en New York, la primera y última vez que estuve en esa ciudad. En realidad pasé las dos semanas en casa de mi tío Guancho en Perth Amboy, NJ. Llegué un jueves y el sábado fui con mi tío a Brooklyn, a visitar al tío Frank.

Ese fin de semana estaban reparando las vías del tren, lo que causo que en la estación de Brooklyn el tren se quedara en otro lado de la estación más cercana a la casa del tío Frank. Peeeeroo… eso fue suficiente para que nos perdiéramos y terminamos pagándole 20 dólares a un taxista ruso para que nos llevara… una cuadra, ya que aunque estábamos perdidos, no estábamos tan lejos de nuestro destino.

De todas maneras, esa experiencia fue la necesaria para aprender a moverme por Manhattan. Las próximas dos semanas estaba todos los días en la estación del tren de Perth Amboy, y llegaba en menos de una hora a Penn Station y de ahí exploraba todo Manhattan, viajando en el tren o en autobús.

De más esta decirle lo mucho que disfruté el viaje. No recuerdo como se llama el museo grande que esta frente a Central Park, pero lo visité dos veces y aún así no pude recorrerlo por completo… así de grande es. También visité el museo de arte moderno (MOMA), donde compre una bonita camiseta que todavía conservo.

Tengo que regresar a New York, sin duda uno de los lugares más interesante del planeta.